Flores para celebrar

enero 9, 2018

Apasionada por la naturaleza, las flores, los colores y los textiles, la diseñadora Lorena Figueroa nos muestra el sublime mundo de los arreglos florales de estilo silvestre a través de su firma La Florentina.

Con ilusión de aprender todo el expertise de los arreglos silvestres, la diseñadora Lorena Figueroa comenzó a buscar oportunidades en la web. Así, un buen día encontró una foto en instagram que la guió hacia el lugar en donde encontraría su primer floral workshop, a realizarse en la ciudad de Seattle.

“Cuando vi esa foto me di cuenta de que ya no solo quería aprender a hacer los arreglos, también quería cultivar las flores. Resultó que no había cupo para ninguno de los workshops, entonces les escribí diciéndoles que si alguien cancelaba me tomaran en cuenta… Dos días después me escribieron para decirme que había un espacio”, recuerda la florista, quien sin pensarlo compró su boleto y se fue. Era agosto de 2016, y al poco tiempo nació La Florentina.

El encantador estilo silvestre, originario de la Inglaterra rural, se diferencia del resto de arreglos porque las flores que se utilizan son de temporada y cada una dura entre 3 y 4 meses.

“Cultivamos conforme a las estaciones. Por ejemplo, ahora estamos todavía en temporada de dalias, luego viene la de begonias, y así sucesivamente…”, complementa Lorena, quien explica que el propósito con estas plantas es prolongarles la vida para que produzcan más semillas.

“Si sale una florecita, aunque no la necesite, tengo que cortarla porque si dejo que muera allí provoco que su tiempo de vida sea mucho más corto”, expresa. Este estilo también sobresale por la fluidez y armonía que debe existir entre cada pieza, algo que se logra utilizando flores sutiles de colores análogos, dejando espacio entre cada una y manejando de manera correcta las dimensiones y profundidades de cada planta según su forma.

UN ARREGLO SILVESTRE TIENE UN TIEMPO DE VIDA DE ENTRE 3 Y 4 DÍAS. LAS FLORES QUE MÁS DURAN SON LAS DALIAS Y LAS ROSAS.

“Hay que tomarse el tiempo de estudiar cada rama y cada tallo para respetar sus movimientos naturales. La idea es que cada arreglo dé la impresión de que uno salió al jardín, cortó las flores y las puso en el florero de manera súper natural, por eso es que también es tan importante usar follaje silvestre”, asegura. Para este tipo de arreglos se evitan por completo las flores tropicales por la rigidez de sus tallos y porque no tienen caída. “Son muy elegantes .Se trabajan con una gran variedad de flores, tantas que por pieza se puede llegar a utilizar hasta más de 10 tipos y más de 5 de follajes”, continúa, mientras asegura que el tamaño del florero no es tan importante porque por ejemplo un statement piece arrangement, que suele ser grande y alto y funciona perfecto como centro de mesa o en esquinas, define su tamaño más por la cantidad de flores que otra cosa.

En cuanto a formas, Figueroa asegura que como regla sagrada, no se debe utilizar oasis porque, además de no ser biodegradables, impiden que la flor se mueva de manera natural. “Lo ideal es trabajar con floreros en forma de copa, ya que facilitan el ingreso y movimiento de todos los elementos”.

LORENA FIGUEROA ES LA REPRESENTANTE DE UNA FINCA COLOMBIANA PRODUCTORA DE ROSAS INGLESAS “DAVID AUSTIN”.

« 1 of 3 »

 

LA FLORENTINA

Anemonas japonesas, equinacea, tropaeolum, siempreviva, satélites, chocolate cosmos, variedad de girasoles y nasturtium, son solo algunas de las aproximadamente 20 especies de flores que Lorena Figueroa tiene sembradas en su jardín. “Lo que compro en el mercado es mínimo porque mi terreno siempre me está dando flor”, dice. Abastecerse de sus propias plantas le ha llevado un poco más de un año, y en este momento, a través de La Florentina, la diseñadora viste con sus arreglos todo tipo de cenas, tés, desayunos, cumpleaños y hasta matrimonios civiles. “No puedo hacer eventos muy grandes aún, pero vamos en camino”.

Lorena afirma que a la hora de un evento es esencial la interacción entre decoración, vajilla y demás para que todo luzca en sintonía. “Lo primero es conocer la vajilla y mantelería que se va a utilizar para establecer una paleta de colores, y en base a eso se hace la selección de flores”, explica. Siempre debe existir un elemento y un color que de unión al concepto de diseño del espacio, de manera que no se produzca ningún choque.

“El Thanksgiving es un evento que muchas personas celebran en nuestro país y es una ocasión perfecta para aprovechar al máximo el follaje silvestre porque luce estupendo”, agrega la florista, además, explica que para convivios navideños no se recomienda este tipo de floreros porque la época se rige a las pascuas, pinabetes y cipreses. “Aún así, si algún cliente pide uno, yo combinaría clavel corinto o rojo con rosas rojas o color karmin y flores en tonalidades ocres”, dice.

Desde que Lorena emprendió su aventura con La Florentina, a través de distintos workshops, ha tenido la oportunidad de aprender de las mejores floristas en el estilo silvestre a nivel mundial. “A pesar de que la técnica es relativamente la misma, cada florista maneja un concepto distinto”, agrega, y finaliza diciendo que los arreglos florales, sin duda alguna, transmiten infinidad de sentimientos y emociones.

TODO ARREGLO SILVESTRE DEBE LLEVAR UNA FLOR DE TRANSICIÓN, PORQUE ES L A QUE UNE AL RESTO. ADEMÁS, EL COLOR DE LA FLOR NORMALMENTE ES SUTIL.

 

Por María Fernanda Roca
Fotografía La Florentina

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply