Como una casa de campo

enero 10, 2018

El hotel antigüeño ofrece la justa medida de estilo, gastronomía, hospitalidad y arte para olvidarse de la rutina y encontrar descanso y contemplación.

A pocos minutos del centro de La Antigua se encuentra Conceptió, un espacio de entretenimiento y relajación, pensado inicialmente como una residencia familiar, que ahora incluye un pequeño hotel con jardines, senderos y árboles, restaurante, piscina, cava subterránea y la galería de arte, Commons.

Antes de transformarse en un hotel, el espacio se usaba como una caballeriza. “Nunca imaginamos en lo que se convertiría la propiedad. Cuando éramos pequeños mis hermanos y yo practicábamos equitación en los establos, y solo después se construyó la casa para los descansos del fin de semana… El concepto actual surge en realidad hace tres años, cuando construimos la cava y la piscina. Pensamos que tenía sentido abrir nuestro hogar al público para que disfrutaran lo que nosotros hemos gozado por tantos años”, dice Emma Paredes, directora del hotel.

Su diseño de interiores es colonial con toques modernos minimalistas que se fusionan con materiales contemporáneos como vidrio y acero en las áreas de relajación. La materia prima de los establos -puertas de madera y metal- fue reutilizada y transformada en mesas, sillas y otros objetos decorativos. Además, en las paredes de Conceptió se puede observar una excelente colección de arte colonial combinada con arte moderno, de pintores guatemaltecos tan importantes como Juan José Rodríguez y Doniel Espinoza.

“Tenemos dos suites familiares (de dos cuartos semi-privados cada una) y una master suite, todas inspiradas en los tonos de una especie floral que se encuentra en los jardines”, continúa.

La decoración del restaurante, por su parte, transporta al visitante a una trattoria provenzal; las mesas están hechas de madera antigua y máquinas de coser de antaño. Su cava es subterránea e incluye más de 400 botellas de vinos europeos y una mesa de billar.

“No hay ningún lugar tan íntimo y a la vez tan amplio como el nuestro”, ref iere Paredes, “cada área ha sido personalizada para que el cliente disfrute de sus vacaciones de manera integral”, explica la directora.

EN LAS PAREDES DE CONCEPTIÓ SE PUEDE OBSERVAR UNA EXCELENTE COLECCIÓN DE ARTE COLONIAL COMBINADA CON ARTE MODERNO DE PINTORES GUATEMALTECOS.

“No rentamos salones o habitaciones, habilitamos el complejo en su totalidad para ser disfrutado sin límites. La idea es que pasa a ser como propio: la casa de campo de nuestros clientes”.

En cambio sí producen eventos, introducen al público en gastronomías lejanas y brindan experiencias únicas al público, como cenas dirigidas por chefs, proyección de películas al aire libre, conciertos sinfónicos o catas de champagne en su cava.

El proyecto hotelero incorpora a la vez un programa de responsabilidad social que ofrece a los habitantes de San Gaspar Vivar (donde está ubicado), talleres mensuales de arte, emprendimiento y música.

 

Por Redacción HABITART

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply