Good Hotel Antigua: Diseño global, tradición local

febrero 2, 2018

“¡Vengan y disfruten!” Conversamos con Machteld Benard sobre el nuevo hotel, dominado por ambientes serenos y de lujo, ubicado en una antigua mansión del corazón de la ciudad colonial, protegida por la UNESCO desde 1979. El lugar introduce un nuevo concepto en el país.

Cuéntame un poco sobre la historia detrás del Good Hotel Antigua
Lo más interesante es que se trata de un hotel de diseño con un modelo de negocio social que lidera a través del ejemplo, y permite a sus huéspedes experimentar una hospitalidad superior mientras que es bueno para la comunidad local. Marten Dresen, fundador de Good Hospitality Groups, busca trabajar con ONG’s ofreciéndoles formación de hospitalidad a personas de comunidades de escasos recursos, con la idea de ayudarles a integrarse al mercado de trabajo y dándoles una perspectiva para un mejor futuro. Aquí muchos de los empleados del Good Hotel son las madres de los niños que van al Proyecto escolar de Guatemala en San Lorenzo El Cubo, un proyecto establecido por Marten.

¿Cómo es el Good Hotel Antigua?
El hotel tiene actualmente 20 habitaciones, pero tiene planificada una segunda fase en la que se añadirán más habitaciones, una piscina y un restaurante. Las habitaciones tienen 3 diseños diferentes: Las de la pila son puras y ligeras, las del patio son icónicas y abiertas, y las habitaciones Mezzanine son elegantes y únicas.

¿Cómo entraste en contacto con los propietarios del hotel y el proyecto de diseñar sus interiores?
Good Hotel supo de mi trabajo hace algunos años, cuando estaban buscando a un arquitecto, un contratista y un diseñador para establecer el proyecto aquí en Guatemala. Coincidentemente, soy holandesa, al igual que el Good Hospitality Group, lo que hizo mucho sentido, ya que entiendo de dónde provenían culturalmente y después de haber vivido en Guatemala por más de 10 años, entendiendo a la vez la cultura local bastante bien. El diseño arquitectónico original del hotel fue hecho por Roberto Newbill y el arquitecto contratado para construir el hotel fue Faustino Iraheta, asistido por el gerente del proyecto Harald Westerink, otro holandés que ha vivido aquí por mucho tiempo.

¿Cómo se convirtió en realidad tu participación?
Conseguir los permisos de construcción tomó un par de años, algo que en cierto modo fue bueno porque se formó un gran equipo de trabajo, el internacional encabezado por el diseñador Remko Verhaagen, con sede en Holanda, y yo como diseñadora local. Ello nos dio tiempo para investigar los materiales y tradiciones locales que podrían utilizarse en el diseño interior del hotel.

¿Tenían una lista de deseos?
Nuestro mayor desafío era hacer un hotel de diseño bien hecho con un presupuesto limitado. Gran parte de mi trabajo consistía en traducir la visión internacional a productos locales actuales y asegurarse de que los colores, texturas y materiales fueran bien usados. También, colaboré con muchas de las contribuciones del hotel, como la de Tierra & Lava, una marca local de amenidades orgánicas. Me encanta diseñar proyectos que combinan lo mejor de ambos mundos.

¿Cuál fue el punto de partida del diseño?
Guatemala y su belleza. Las 20 habitaciones y los espacios sociales tienen un aspecto y una sensación internacional, pero respetan la inspiración de lo local, usando sus materiales y tradiciones. Un gran ejemplo de esto, en mi opinión, son los azulejos Arabesque en las zonas públicas. Su forma es muy colonial, sin embargo, al ser de cemento con un negro – gris, lucen muy modernos. Otro ejemplo es el uso de una pila como lavabo en algunas de las habitaciones. El instrumento es totalmente local y ala vez luce muy contemporánea. Trabajé junto a muchas compañías y artesanos locales. El resultado es un equilibrio perfecto entre diseño global y tradición local.

¿Cómo se eligieron los colores, texturas y materiales?
Yo estuve en constante comunicación con Remko, el Director de arte del proyecto en Holanda, para asegurarnos de que estábamos en sintonía. Trabajamos con look books de lo que queríamos lograr, así que teníamos una visión muy clara de lo que estábamos buscando. Utilizo un look book con cada cliente, ya que orienta y mantiene los proyectos en la dirección correcta mientras se ejecuta el diseño original. La visión internacional a productos locales actuales y asegurarse de que los colores, texturas y materiales fueran bien usados.

¿Cómo describirías el diseño final de Good Hotel Antigua?
Fresco y abierto. Guatemalteco con un giro europeo.

GOOD HOTEL INAUGURÓ SU PRIMERA PROPIEDAD EN AMSTERDAM EN JUNIO DE 2015, UN HOTEL FLOTANTE DE 148 HABITACIONES.

 

UNA PROPUESTA DISTINTA

El Good Hotel Antigua abrió sus puertas el 15 de septiembre de 2016. El lugar es como entrar a una lujosa casa de un amigo con buen gusto, donde el servicio es personalizado, lo mismo que el modelo social de negocio.

Las habitaciones rodean el jardín interior. Con lavabos tradicionales re diseñados, patios privados, duchas al aire libre y lofts espaciosos como entrepisos, en las habitaciones se mezclan texturas ricas y naturales con historias y cultura. Los espacios cuentan con un pequeño escritorio, WiFi gratuito, caja fuerte, café y té, confortables toallas y albornoces, lluvia y ducha de mano.

La firma GOOD ofrece colchones y artículos de tocador orgánicos hechos local y exclusivamente para el hotel. Al entrar, el espacio invita a refrescarse y relajarse. Los pasillos reflejan un estilo colonial exuberante y privado y ofrecen una abundancia de luz y un espacio para relajarse. Por su parte, el jardín, la sala de estar y la cocina fluyen gradualmente en el otro, al igual que su función.

La sala de estar sirve comida local y bebidas durante todo el día y hay Wi-Fi gratis en todas partes. El ambiente es agradable y edificante.

Los precios de las habitaciones van desde USD 110 por noche. Las reservaciones pueden hacerse a través de reservations@goodhotelantigua.com o en el sitio web www.goodhotelantigua.com

EN GOOD HOTEL ANTIGUA, EL EQUIPO ENTRENA A MADRES SOLTERAS A SUPERAR EL ANALFABETISMO Y DESEMPLEO PARA QUE PUEDAN PROPORCIONAR UN AMBIENTE SEGURO PARA SUS HIJOS. EN EL HOTEL TRABAJAN ALGUNAS DE ESTAS MADRES.

 

Por Ana Isabel Villela

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply