Nos gusta el verano

marzo 23, 2018

Calor, sol, playa… el verano está de vuelta y con él, aunque las tendencias decó suelan ser tan efímeras, un montón de maneras nuevas de vivirlo. Hacer vida al aire libre, de día o de noche, sigue tan vigente como siempre. Por eso es tendencia poner extra empeño en la decoración de afuera, con sillones cómodos, amplios y sabrosos al tacto, alfombras confeccionadas para resistir las inclemencias de la intemperie y accesorios estilizados en cerámica, vidrio de colores, madera y hierro (sobre todo en forma de maceteros colgantes).

En materia hay muchas novedades. Las firmas internacionales han lanzado líneas de lámparas y faroles que funcionan con energía solar, así como colecciones de cojines, toallas, manteles y ropa de cama en colores fuertes y llamativos como el naranja, el fucsia o el azul, y en los más variados estampados. Muchas revistas internacionales, sin embargo, aseguran que los colores del verano son los del maquillaje, destacando un rosa empolvado que se combina con beiges y blancos y un toque del súper popular terracota (que se lleva hasta en sábanas). El estilo de mobiliario por su parte se lleva nórdico pero de inspiración natural, con líneas rectas, diseño limpio y mucha simetría.

HACER VIDA AL AIRE LIBRE SE MANTIENE TAN VIGENTE COMO SIEMPRE.

En cuanto a las mesas de verano, conversamos con la diseñadora y florista Lorena Figueroa, una amiga de la casa que a través de sus firmas Lorenza Filati y La Florentina, enriquece cada vez que puede nuestras páginas. Le pedimos eso, mesas de verano. “Creo que uno debe cambiar de mentalidad y descubrir la versatilidad de lo que está dentro de la casa para llevarlo a donde la vida lo pide, lo que en este momento significa aprovechar los días tan lindos y hacer vida afuera”, dice Lorena, quien, entre otras cosas, trasladó a su pérgola, para la sesión de fotos, la bufetera que utiliza en su comedor principal y con una vajilla típica de Totonicapán, otra clásica en blanco y la que heredó de su abuela, armó varias opciones de mesas exteriores, acompañadas por supuesto de los arreglos silvestres que ella prepara con las flores que cosecha en su propio jardín. “Los días son ideales para mezclar lo antiguo con lo contemporáneo. Se puede jugar con accesorios, con colores, o hasta con diferentes estilos de sillas… La gente guarda piezas para que no se rompan, pero así pasan toda una vida en el armario, en vez de ser aprovechadas y disfrutadas”, continúa la diseñadora, conocida a la vez por sus creaciones en textiles tradicionales con historia intervenidos con elementos modernos. En cuanto a las tendencias, Lorena asegura que el baja plato se reserva para ocasiones mas formales y que en temas de mantelería la carta está más libre que nunca, aunque los motivos florales y botánicos siguen como favoritos, así como el uso del blanco acompañado de servilletas en patrones llamativos. “Es hora de hacer magia y crear escenarios espectaculares para vivir el verano”, concluye.

UNO DE LOS RASGOS CARACTERÍSTICOS DEL ARREGLO SILVESTRE, ADEMÁS DE LOS COLORES ANÁLOGOS, ES UNA DOSIS FUERTE DE FOLLAJE.

 

Por Ana Isabel Villela

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply