Un pequeño refugio

marzo 23, 2018

Cuando los arquitectos Erick Villa y Alessandra Kanne se enteraron de que la Sociedad Protectora del Niño tenía un terreno en la zona 6 listo para construir una séptima Casa del Niño, no dudaron en ofrecer sus servicios de diseño cien por ciento ad honorem.

“Nos impresionó mucho saber que la Sociedad protectora del Niño cuida, alimenta y educa cada día a unos 1500 niños… y nos sorprendió más que en 2020 cumplirá cien años de servir a los más pequeños, así que en cuanto supimos que tenían la ilusión de construir una séptima sede no dudamos en ofrecernos para su diseño”, explica Alessandra Kanne, fundadora de la firma Villa Kanne Arquitectos. Ella y su socio, Erick Villa, crearon entonces, tomando en cuenta que la Sociedad atiende a niños entre 0 y siete años, un programa de aulas para diferentes grados, una clínica pediátrica, espacio de administración, cocina, lavandería, área de descanso para niñeras, una zona al aire libre para usos múltiples y, por primera vez en la historia de la entidad, una biblioteca. “El terreno es un tanto quebrado, y está lleno de árboles, por eso producimos un complejo que se adaptara a ese entorno natural. Queríamos un sistema de construcción eficiente que pudiera crecer con las necesidades de la casa, así llegamos a la conclusión de que la mejor opción eran los contenedores”, complementa el arquitecto, resaltando que a través de su uso es posible ahorrar hasta un 85 por ciento en los costos de movimiento de tierras, pues éstos se colocan sobre pilotes.

Por otra parte, con los contenedores se hace más fácil construir por etapas, inclusive si se llega a necesitar un segundo nivel. “Un contenedor en buen estado es resistente y seguro, y al ser reciclado se considera de bajo impacto para el ambiente”, continúa Villa, quien asegura que esta técnica de construcción es eficiente y rápida. En el terreno donde se ubicará la casa funciona actualmente un parque infantil abierto al público. Para favorecer a las familias de sus alrededores, la mitad del espacio seguirá funcionando como tal y en la otra se construirá la Casa del Niño. “Utilizamos colores vivos y alegres en el exterior para estimular a los niños, pues es lo que verán durante el recreo. La variedad de tonos acentúa a la vez el hecho de que son contenedores”, dice por su parte Kanne, respecto al plan de construcción que incluye 9 contenedores de 40 pies y 8 de 20 pies, los cuales irán forrados en su interior con un aislante termo acústico para lograr ambientes con mayor confort.

AL UTILIZAR CONTENEDORES SE PUEDE LOGRAR UNA REDUCCIÓN DE LAS EMISIONES, COSTES Y TIEMPOS DE PRODUCCIÓN TANTO DIRECTOS COMO INDIRECTOS (MANO DE OBRA, COSTO DE MATERIALES Y MAQUINARIA).

El proyecto, con casi 700 metros cuadrados de construcción, está dividido en 4 áreas que se conectarán a través de senderos de madera techados tipo deck. La nueva Casa del Niño podrá acoger a 180 niños, en su mayoría hijos de madres trabajadoras, muchas de ellas solteras, que necesitan un lugar de acogida y aprendizaje durante la jornada laboral.

Aunque el proyecto se encuentra en fase de licencias, aún no se sabe con certeza cuando estará concluido, pues la Asociación trabaja con recursos limitados. “Podremos iniciar gracias a que el año pasado se llevó a cabo un evento de recaudación con el apoyo de Amcham y United Way Guatemala, pero aún necesitamos apoyo”, expresa Villa, mientras Kanne asegura que cualquier ayuda es valiosa, incluyendo los donativos monetarios, pero también en especie. “Materiales de construcción, losa sanitaria, mobiliario, plantas para los jardines… todo es bienvenido”, concluye.

“PARA NOSOTROS ERA MUY IMPORTANTE QUE LOS NIÑOS TUVIERAN VARIAS ÁREAS EXTERIORES DONDE JUGAR”, ARQUITECTA ALESSANDRA KANNE.

Un proyecto divido en 4 áreas

  1. El área A con Sala Cuna y Maternal (niños de 0 meses a 2 años), Aula A (3 años) y Aula B (4 años).
  2. El área B, en donde se encuentra la administración, oficina de Servicio Social, clínica pediátrica.
  3. El área C, en donde está la biblioteca y las Aulas C (niños de 5 años) y Aula D (niños hasta los 7 años).
  4. El área D contiene la lavandería, cocina, comedor y descanso de empleados, y área exterior techada multiusos.

 

Por Redacción HABITART

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply