Eli Porres: “La iluminación es el lenguaje de las estructuras”

mayo 18, 2018

La arquitecta especializada en diseño de iluminación, Eli Porres, regresó de Roma con una meta clara: aplicar los modelos de iluminación de las mayores urbes europeas en la Ciudad de Guatemala para convertirla en una metrópoli digna de ser recorrida y disfrutada.


Porres conversó con nosotros sobre la importancia de la luz en la arquitectura y su experiencia. Ha dado vida, mediante la iluminación, a diversos centros comerciales, hoteles, oficinas y hasta calles peatonales. La arquitecta con un master en Lighting Design tiene mucho que compartir.

RH: ¿Qué es la “iluminación arquitectónica” para usted?

EP: Es la que genera un ambiente, crea emociones y produce sensaciones. Resalta los elementos arquitectónicos de un espacio sin opacarlos.

Fotógrafo: Leonardo Izaguirre
D: Estudio Urbano

RH: ¿Cuál es la importancia de la luz en la arquitectura?

EP: Es el diseñador de iluminación quien dirige la luz y evidencia los elementos arquitectónicos, que a veces pasan desapercibidos, para lucirlos al público.
Es necesario comprender que los edificios hablan por medio de la iluminación. Toda obra iluminada tiene dos lenguajes: una perspectiva de día y una de noche y cada una transmite emociones y paisajes distintos. La iluminación es el lenguaje de las estructuras.

RH: ¿Cómo logra llamar la atención de una construcción con la iluminación pero sin quitarle protagonismo?

EP: Este “robo de protagonismo” suele suceder. Por eso con la luz tienes que ser un artista; dar pinceladas de iluminación a la obra con mucha sensibilidad para no recargar los espacios. Va muy de la mano del enfoque que quiera darle el arquitecto y el uso del proyecto, por ejemplo, si es un hotel, un centro comercial o un complejo de oficinas. Cada cual es distinto.

“TODA OBRA ILUMINADA TIENE DOS LENGUAJES: UNA PERSPECTIVA DE DÍA Y UNA DE NOCHE Y CADA UNA TRANSMITE EMOCIONES Y PAISAJES DISTINTOS”, SEÑALA ELI PORRES.

RH: ¿Por qué decidió especializarse en iluminación arquitectónica corporativa?

EP: La ausencia de especialistas en iluminación me llevó a especializarme en este campo y trabajar mucho en proyectos corporativos con edificios, centros comerciales y hoteles. Trabajamos mucho en equipo con varios especialistas.

Cuando regresé de Italia pensé dedicarme a la iluminación. Inicie en la Municipalidad de Guatemala, en Urbanística, y ahí estuve seis años como consultora.

Fotógrafo: JJ León
D: W502

Luego pasé a dedicarme a la iluminación comercial, iluminando oficinas y centros comerciales. Este tipo de iluminación, contrario a la residencial, necesita transmitir actividad para que la gente esté alerta y quiera seguir caminando, paseando, comprando, trabajando y no sentirse cansada. Los proyectos corporativos son oficinas en las que la gente va a estar trabajando por lo que tienen que estar atentos. Para este tipo de proyectos, la temperatura del color es importante y vital.

“CUANDO ANALIZO LAS CIUDADES DE EUROPA ME DOY CUENTA DE LA DIFERENCIA QUE HAY EN LAS METRÓPOLIS QUE TIENEN UN PLAN MAESTRO DE ILUMINACIÓN Y LAS QUE NO”, ASEGURA PORRES

RH: Sobre sus proyectos, ¿Cuáles han sido los más retadores y por qué?

EP: Sin duda fue todo el complejo de las fases 1, 2 y 3 de Ciudad Cayalá. Fue uno de mis primeros proyectos y consistió en iluminar una ciudad gigantesca, con una cantidad de luminarias impresionante. Mi responsabilidad era crear efectos de luz de la manera en que lo habíamos previsto. Lo hicimos en poco tiempo y con mucha presión. Cayalá es un proyecto que todavía tengo asignado por la cantidad de fases que son. Eso si, puedo asegurar que cada fase es mejor que la anterior. Mi experiencia me ha llevado a que el diseño y la planeación fluyan mejor.

Fotógrafo: Alejandro de León

RH: ¿Cómo optimiza la utilización de la luz en sus proyectos?

EP: Optimizar la luz es parte del proceso de diseño. Yo utilizo programas especializados en diseño que generan la luz vía software y allí es cuando nos damos cuenta cómo podemos hacer más eficiente las luminarias para que sean más adecuadas para vigilar el consumo. Sin embargo, también depende del proyecto. En los hoteles y centros comerciales la tendencia e iluminación va hacia mantener el control de la misma. Si en un centro comercial no tenemos control de la luminaria, no podemos programarlas y se malgasta la luz. Por ello, la automatización es importante y vital para las oficinas, áreas comunes y hoteles. Hay que controlar con horarios para no desperdiciar consumo energético. Los sensores son importantes porque son controles; evitan que espacios se queden iluminados cuando no se utilizan por personas.

Yo tengo la certificación LEED de arquitectura verde sostenible. Se construyen de manera eficiente.

RH: ¿Qué escenario urbano iluminado le sirve de inspiración?

EP: Muchas ciudades europeas. Burdeos, por ejemplo. Cuando analizo las ciudades de Europa me doy cuenta de la diferencia que hay en las metrópolis que tienen un plan maestro de iluminación y las que no. En América, me inspiro mucho en el centro histórico de la Ciudad de México. Uno siente la diferencia caminando por allí.

Fotografía: JJ Marroquin
D: Roberto Gálvez y José Alfredo Méndez

RH: ¿Y la Ciudad de Guatemala? ¿Ve progreso o retroceso?

EP: En Guatemala, por lo que sé, EEGSA está ejecutando un plan de iluminación en la plaza central y la catedral. Esa es una buena noticia. Hemos avanzado poco a poco. La sexta avenida se revitalizó con un plan de iluminación. Ese es un éxito par la ciudad. Se importaron luminarias y postes europeos. El Cerrito del Carmen y la Plaza de la República también fueron iluminados inteligentemente.

Sin embargo todavía nos falta mucho para tener una ciudad que, mediante la iluminación urbana, genere seguridad e invita a la gente a caminar en las calles y vivir realmente. El problema con la ciudad es que no está iluminada adecuadamente. Hay postes cada 50 metros y estos crean espacios oscuros que no funcionan y crean desconfianza. Tenemos que hacer, urgentemente, un master plan de iluminación urbano.

Desde Roma hasta Guatemala

Eli Porres es una arquitecta que, sin duda, ha recorrido las ciudades europeas en busca de inspiración para “iluminar” su Guatemala. Antes de viajar a la capital italiana para especializarse en Lighting Design en la Sapienza Universitá di Roma, Porres estudió Arquitectura en la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala.

Los años de experiencia la llevaron a convertirse en una LEED Green Associate y a trabajar en equipo con diseñadores, arquitectos e ingenieros nacionales e internacionales de prestigio. Actualmente, dirige el estudio de arquitectura especializado en iluminación, LUCE.

 

Por Juan Diego Godoy

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply