Adi Kissilevich: De la equitación a la “Pasión por la elegancia”

junio 15, 2018

Si tuviésemos que definir a la atleta y diseñadora, Adi Kissilevich, necesitaríamos algo más que un musculoso y campeón caballo holandés y una distinguida bolsa de cuero. “La equitación ha sido mi vida y la moda mi pasión”, dice la guatemalteca-israelí con una sonrisa. Y es cierto.

Kissilevich lleva 24 años practicando equitación y casi diez años diseñando y triunfando en la industria de la moda con sus originales creaciones. La equilibrada combinación de ambas es parte del secreto de su éxito emergente en Europa y América. No es ningún secreto que la diseñadora está llena de sorpresas. Con solo 30 años, ha vivido en Guatemala, Italia, Israel, Bélgica y Holanda, domina cinco idiomas (español, inglés, italiano, francés y hebreo), ha concursado en múltiples competencias internacionales de equitación y dirige su propia línea de productos que se venden en las tiendas de Bélgica, Suecia, Scandinavia, Holanda, Estados Unidos y Guatemala. Bajo su lema “PASIÓN POR LA ELEGANCIA”, los productos de Adi Kissilevich son completamente artesanales con elementos de acero inoxidable, inspirados en la equitación.

DESCUBRIENDO EL CUERO

Uno de los primeros recuerdos de Adi Kissilevich relacionados con la moda es estar diseñando sus botas de montar y su saco de concurso. “Me di cuenta que me encantaba jugar con los detalles del cuero y de mi saco. Allí empezó mi aspiración a la moda y cuero”, agrega sonriendo. ”Siempre me vestía super coqueta. Iba a todos lados cargada de collares, anillos, ¡de todo! los accesorios me influenciaron a lo que soy hoy como persona y diseñadora”, comenta la diseñadora, quien años mas tarde, cuando se mudó a Italia para estudiar licenciatura en “Fashion and Textile Design” en la Nuova Academia di Belle Arti Milano, en Milán, apostó por este material para sus primeras bolsas… y fue un éxito. “Cuando me mudé a Italia a hacer mis proyectos comencé a combinarlo todo. Allí hice mi primera bolsa como proyecto de la universidad. Luego me fui a Israel de vacaciones y me la puse mientras caminaba. Entonces, una señora se acercó me preguntó si esa bolsa era el nuevo modelo de Gucci. Sonreí y le dije: No, pero algún día lo será”.

KISSILEVICH ES RECONOCIDA POR UTILIZAR “HORSEBITS” (FRENOS DE CABALLO) DE ACERO INOXIDABLE EN SUS CREACIONES. “EL MATERIAL VA DENTRO DEL HOCICO Y FUNCIONA COMO UN FRENO”, DICE LA DISEÑADORA.

Más allá de la indiscutible calidad de las bolsas y accesorios, la pasión de Kissilevich por ese material nace en la equitación. “Casi todo lo que te pones y utilizas para este deporte es de cuero. La montura, las botas, las riendas. He estado en contacto con este material desde los tres años y lo que más me gusta es el olor”, señala la diseñadora con una sonrisa tímida. Sin embargo, sus productos son una convergencia de más materiales. Kissilevich es reconocida por utilizar “horsebits” (frenos de caballo) de acero inoxidable en sus bolsas y maletines. “Ese material, aunque no lo crean, es lo que usamos con los caballos. Viene usado dentro de la boca y proporciona al jinete control del caballo”.

Kissilevich reconoce que ha aprendido mucho sobre los múltiples gustos de sus clientes, sobre todo por la variedad de países en la que se encuentran. “Es increíble como varían los gustos entre las regiones. Por ejemplo, hay varios modelos que son best-sellers en Europa y no en América y viceversa. Cada mercado es diferente e influye mucho el estilo, el clima y hasta el físico de la gente. En Estados Unidos gustan más los colores oscuros y productos grandes. En Holanda adoran los colores claros y los productos con pelo de vaca. Aquí en Guatemala, por el clima, predomina el uso de colores fuertes como amarillo, verde y fusia”, explica la diseñadora.

MÁS ALLÁ DE LAS BOLSAS

Aunque su éxito es indiscutible, Kissilevich aspira para llevar a sus tiendas otros productos distintos a sus cotizadas bolsas, entre las que se encuentran las Snaffle Bags. “La Snaffle Bag fue mi primer producto. Está hecha de cuero con el accesorio del freno básico para la equitación. Pero he ido evolucionando y diseñando para otras marcas”, señala la diseñadora que actualmente está trabajando toda la linea sport para “GPA”, una de las marcas más reconocidas a nivel mundial que produce cascos y equipo para jinetes de equitación. “Hemos migrado también a la producción de bufandas y billeteras. Busco crear un total look de accesorios para la mujer con bolsas, joyas, pañuelos, billeteras. ¡De todo con mi mismo estilo!”, asegura Kissilevich quien también hace algunos maletines UNISEX y planea hacer billeteras y corbatas para hombres.

BAJO SU LEMA “PASIÓN POR LA ELEGANCIA”, LAS CREACIONES DE ADI KISSILEVICH SON COMPLETAMENTE ARTESANALES E INSPIRADAS EN LA EQUITACIÓN.

Pero sus aspiraciones también van más allá de la producción de accesorios. La diseñadora quiere expandirse y dar trabajo a quienes más lo necesitan. “Siempre he querido hacer una diferencia e influenciar la moda y el estilo a mi manera, por lo que busco expandirme en Centroamérica y Latinoamérica de la misma forma que lo he hecho en Europa. De esta manera quiero no solo aumentar las ventas de mis productos en este continente, pero abrir una organización de bajos recursos y mano de obra para crear mis productos con mano guatemalteca aquí ya que todos se hacen en Italia”. Actualmente sus bolsas se venden a través de su website. Sin embargo, Kissilevich planea abrir una sucursal en Guatemala cerca de su estudio en la zona 13.

“Cuando algo te gusta, lo das todo sin pensarlo. Cuanto te gusta significa también que estás dispuesto a invertir porque sabes que tu esfuerzo se reflejará en qué tan bien se ven tus productos”, dice Kissilevich con una sonrisa. En septiembre participará en un tour de equitación en México y al mismo tiempo exhibirá sus productos en pop-up shops. “Es una forma de combinar equitación y moda cuando estoy de viaje… y es lo que me hace feliz”.

Por Juan Diego Godoy
Fotografías cortesía de Adi Kissilevich

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply