El Patojo de las fotos

noviembre 15, 2018

“Ahí viene el patojo, el de las fotos”. Y así, con una frase, Gabriel Corado fue bautizado dentro del gremio fotográfico y, de flash en flash, ha luchado para hacerse un nombre como uno de los fotógrafos más jóvenes y talentosos de Guatemala.


Algunos podrían pensar que tomar una fotografía solamente es presionar el obturador de una cámara grande o de un celular. Pero para Corado, como todo buen fotógrafo, capturar momentos es más que una acción. “Es arte, es inspiración. Es lo cotidiano de los momentos y es una forma de expresión”, indica el fotógrafo mientras revisa algunas de sus fotografías, la mayoría de ellas de paisajes y ciudades, todas en Guatemala.

Partiendo de la premisa de que la fotografía también es un arte, Corado ha llamado la atención de miles de personas a través de sus obras que publica en su cuenta de Instagram, una de las redes sociales más populares entre los Millennials. “Instagram es mi portafolio. Tengo casi dos años de usarla, aunque debo admitir que cuando abrí la cuenta no lo hice para ser famoso, sino para expresarme. Luego vinieron los likes, los seguidores y todo fue evolucionando”.

EL PATOJO DE LAS FOTOS, QUE CAPTURA IMÁGENES DE LA COTIDIANIDAD, TIENE MÁS DE ONCE MIL SEGUIDORES EN INSTAGRAM.

Con más de 500 fotografías publicadas, elegir una favorita es muy difícil. Sin embargo, Corado recuerda con especial aprecio una que tomó el 26 de abril. “En esta fotografía se puede observar un “halo solar”, que es una especie de arcoíris que se forma en el cielo alrededor del sol. Cuando tomé esa foto estaba saliendo del médico y vi que mucha gente estaba viendo el cielo y estaban observando ese fenómeno. Fui a buscar un lugar para tomar una fotografía y al momento de hacerlo había una bandera de Guatemala por ahí. Estaba ondeando y el “halo solar” de fondo. Es algo que no se ve todos los días. Fue increíble”.

El Patojo De Las Fotos lleva su cámara a todas partes. Sabe que como la fotografía es espontánea, tiene que estar preparado para capturar cualquier momento. Aunque estudia Ingeniería en Sistemas, la fotografía le demanda gran parte de su agenda diaria. “Poco a poco se me han presentado oportunidades; me contactan para realizar sesiones fotográficas a parejas, paisajes y establecimientos. Me gustaría poder tomar más fotografías relacionadas con Guatemala, de la mano del INGUAT para promocionar mi país”. Con Guatemala como inspiración, el fotógrafo de 22 años recorre todos los días las misteriosas y enredadas calles de todo el país en busca de un toque de adrenalina, un excelente paisaje y una dosis de pasión para capturar con un click un momento que durará para siempre.

Por Juan Diego Godoy.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply