Agustina, de las mejores interioristas del mundo

diciembre 5, 2018

Conversamos con Agustina de Tezanos, la interiorista que dirige REV Studio, quien acaba de ganarse a pulso un lugar en el prestigioso libro Interior Design Review, que reúne a los cien mejores profesionales del mundo. Apasionada por el diseño, los textiles y los colores, Agustina es una oleada de creatividad lista para explotar.

(En la imágen principal, Agustina aparece junto a Cecilia Rojas, su socia en REV Studio)


Visitamos a Agustina de Tezanos en su casa de las afueras de la ciudad en cuanto nos enterarnos de su más reciente hazaña. Al entrar, de inmediato se nota el talento y la creatividad de la interiorista, cuyo estilo predominante quizá podría describirse como ecléctico, pues abundan los colores brillantes, los empapelados, los textiles, los estampados y el arte, sin embargo, no se puede decir que algo llega a ser demasiado. Su sala principal, que se ganó un espacio en el aclamado libro de diseño, no puede pasar desapercibida. Todos sus muros están repletos de cuadros; uno de ellos llama especialmente la atención porque tiene un tono verde limón que emana energía. En la mesa del centro descansa la edición 22 del libro de Andrew Martin, un trofeo para Agustina porque reúne a los cien mejores interioristas del mundo, y ella está allí.

Con un tono de voz grave y una risa que contagia, la diseñadora derrocha alegría. Su atuendo oscuro contrasta con los colores y patrones del espacio. En compañía de unas galletitas que su hija preparó el día anterior, empezamos a platicar.

¿Cuál es el error más común de un interiorista?

Imponer. Imponernos como diseñadores y no escuchar al cliente. He estado con muchas personas que han tenido esa experiencia, interioristas que no los escucharon o tomaron en cuenta. Escuchar al cliente es uno de los principios básicos del diseño de interiores, así como ejecutar sus ideas con precisión, si logras hacer eso bien ya tienes la mitad del trabajo hecho. Otro error común es una mala distribución. Puedes tener los mejores muebles, las compras más divinas del planeta, la lámpara ideal, una consola o silla perfecta, pero si la distribución está mal, se mata la composición.

¿Qué debería saber todo el mundo sobre interiores?

Que todos los secretos e inspiraciones están en las telas. Ese es el tip (consejo) más hermoso que les puedo dar. Son el elemento que da alma o espíritu a un espacio. No importa si es una tela antigua, un caftán que se volvió cojín, un lino o un terciopelo muy fino, eso va a cambiar el espectro del ambiente. Es más, no importa que no haya un solo cuadro en la pared, si escogiste el velvet (terciopelo) correcto, el espacio será un hit.

¿Qué piezas pueden transformar un ambiente?

En una sala el sillón, la coffee table (mesita de café), la alfombra y una accent chair (silla principal). Con eso haces un buen ambiente. En un dormitorio son básicas las mesas de noche, los cojines, la forma en la que se arma la cama y la iluminación, que es especialmente crucial. En su caso particular ¿hay una relación entre la moda y sus diseños? La verdad no. Nunca he sido una persona trendy, no he estado en la moda de la ropa y tampoco me gusta decorar con tendencias. Cuando lo he hecho siento que el resultado no tiene alma. Nuestro estudio decora con el alma de la persona que habita el espacio.

“ME GRADUÉ DE DISEÑADORA DE MODAS Y MI PRIMER TRABAJO FUE DISEÑANDO VITRINAS. EN POCOS METROS CUADRADOS TENÍA QUE HACER UN BALANCE, DETERMINAR UN PUNTO DE FOCO Y LLENAR EL LUGAR PARA QUE CONTARA UNA HISTORIA. ME ENAMORÉ DEL PROCESO”, AGUSTINA DE TEZANOS. 

 

¿Cuándo y cómo nace REV Studio?

Empecé trabajando desde mi casa hace más de diez años, y así estuve durante dos o tres años. Hacía casas modelo o ambientes pequeños incluso gratis para darme a conocer, de hecho, si mal no recuerdo, en los inicios no cobraba por mi trabajo (risas). Creo que en ese entonces lo único que quería era aprender, pues no es lo mismo decorar tu casa que trabajar para un cliente. Ya en 2009 formalicé el proyecto. Mi hermana tenía un local de decoración y muchos de sus clientes pedían decoración, así que empecé a pasar unas mañanas con ella. Me contrataban para montar los muebles que compraban. A principios de 2015, ella cerró la tienda, pero yo me quedé con el espacio y traje mis propias líneas de textiles, Pierre Frey, Andrew Martin, Thibaut y de Gournay como parte de REV Studio.

¿Cuál ha sido el mayor reto?

Hemos tenido muchos (risas). Al final el principal reto es que los clientes estén contentos, que les guste el trabajo, que estén igual de fascinados y enamorados del estudio como yo estoy. También manejar todos los proyectos que tenemos al mismo tiempo es un reto diario.

¿Qué no imaginaba cuando inició el estudio que ahora es una realidad?

Pues nunca me imaginé que íbamos a salir en Interior Design Review.

DE TEZANOS DICE QUE SE DEBE BUSCAR LA INSPIRACIÓN EN ALGÚN LUGAR, EN UN CUADRO, TEXTIL O MOMENTO… ESA INSPIRACIÓN VA A SACAR LO MÁS SACRO DE UNA CREACIÓN. 

¿Cómo fue el proceso para estar en la publicación?

Yo había visto que allí salía gente importante. En diciembre del año pasado vi el open call de Andrew Martin para mandar el portafolio. Me animé a enviar las cosas porque mi cuñada me convenció, así que le escribí a Ceci, que es mi mano derecha, para que armara un portafolio con las fotos viejas que teníamos. La idea era empezar a mandar el portafolio cada año hasta que ellos se cansaran de nosotras y nos dieran un artículo en alguna revista (risas).

¿Nunca pensaron en que todo saldría a la primera?

No. En febrero empezamos a molestar que nos iban a mandar una carta de agradecimiento, pero la verdad yo pensaba que no íbamos a llegar ni a eso. El 26 de mayo efectivamente llegó una carta. Yo estaba tomando mi café y había tenido una semana espantosa. Ceci me dijo que dejara el café en la mesa y empezó a leer el correo. No entendía nada de lo que me estaba diciendo, era como en chino. Gritábamos, pero no sabíamos bien por qué… Al final entendimos que nos habían seleccionado entre los 100 mejores diseñadores del mundo. ¡Quería saltar y gritar!

¿Qué pasaba por su mente?

Imagínate, yo lo mandé porque algún día se iban a aburrir de nosotras porque pobrecitas y nos iban a dar un post de Instagram, pero no, ¡nos metieron en el libro! No lo podíamos creer. Nunca me lo imaginé.

¿Sabía que habría un reconocimiento?

Nunca supimos del libro… Yo mandé el portafolio porque sabía que era algo importante, que eran como los Óscar del diseño de interiores y pensaba que habría una gala, pero era que imprimían un libro con los mejores 100.

¿Qué cambia con este libro?

Me doy cuenta de que el cielo es el límite. Uno cree que vive en el tercer mundo y es todo lo que hay, pero no. Hay tanto por abarcar y aportar. Mi trabajo se ha diferenciado por los resultados, por la buena relación con el cliente y una intención consciente de llegar a su esencia. El libro incluye a gente que hace cosas diferentes, no lo de Pinterest. Allí no vas a ver ni un trend…

Para mí eso es lo más importante, saber que estamos en el camino correcto, aunque sea un dolor. Realmente es más fácil hacer algo estándar, que todo mundo tenga la misma mesa o sillón, o que tuviera nuestro estilo, pero no es tan sencillo, debes agarrar la esencia de las personas. Para nosotras el libro es como ganar un primer lugar. Solo con que nos hayan puesto allí nos cambiaron la mentalidad. La exposición es invaluable para el estudio y es un trofeo para nosotras. ¿Qué pasaba por su mente?  Imagínate, yo lo mandé porque algún día se iban a aburrir de nosotras porque pobrecitas y nos iban a dar un post de Instagram, pero no, ¡nos metieron en el libro! No lo podíamos creer. Nunca me lo imaginé.

 

¿Sabía que habría un reconocimiento?

Nunca supimos del libro… Yo mandé el portafolio porque sabía que era algo importante, que eran como los Óscar del diseño de interiores y pensaba que habría una gala, pero era que imprimían un libro con los mejores 100.

¿Qué cambia con este libro?

Me doy cuenta de que el cielo es el límite. Uno cree que vive en el tercer mundo y es todo lo que hay, pero no. Hay tanto por abarcar y aportar. Mi trabajo se ha diferenciado por los resultados, por la buena relación con el cliente y una intención consciente de llegar a su esencia. El libro incluye a gente que hace cosas diferentes, no lo de Pinterest. Allí no vas a ver ni un trend… Para mí eso es lo más importante, saber que estamos en el camino correcto, aunque sea un dolor. Realmente es más fácil hacer algo estándar, que todo mundo tenga la misma mesa o sillón, o que tuviera nuestro estilo, pero no es tan sencillo, debes agarrar la esencia de las personas. Para nosotras el libro es como ganar un primer lugar. Solo con que nos hayan puesto allí nos cambiaron la mentalidad. La exposición es invaluable para el estudio y es un trofeo para nosotras.

¿Cuál es su próxima meta?

Actualmente manejamos unos 23 proyectos. Me encantaría uno en el extranjero o hacer algo comercial. Una terminal de aeropuerto o algo así me fascinaría y creo que estas herramientas te ayudan a llegar a eso.

¿Qué cree que falta a los interioristas centroamericanos para ser referentes en el mundo?

Seguir inspirando en esencia, que no copiemos. El hombre se inspira de la historia, pero no nos la podemos apropiar. Tampoco tenemos que ir con los trends. Aunque todos digan que es divino porque está de moda, eso no tiene esencia.

Por Anna Lucía Ibarra Fotografía Clara de Tezanos

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply