Castillo Arquitectos triunfa en París

octubre 24, 2019

El concurso iniciado en 2015 por la UNESCO premia creaciones en arquitectura interior y exterior. La firma guatemalteca fue galardonada el mes pasado con un premio Continental por el mejor diseño exterior de centros comerciales, representando a la región de Centro y Sur América y el Caribe. Este año el jurado estuvo conformado Sir David Adjaye, Ferrán Adriá, Alondra de La Parra y Philippe Starck.

Eduardo Castillo Cortés fundó la firma en 2004, luego de graduarse con honores de una maestría en arquitectura con enfoque en urbanismo del prestigioso Savannah College of Art & Design o SCAD, ubicado en Georgia, Estados Unidos y de trabajar para reconocidas firmas en aquel país, desde donde pudo desarrollar distintos proyectos en sitios tan interesantes como el Caribe, China o Turquía. En sus inicios, Castillo Arquitectos se especializó en la realización de planes maestros para proyectos inmobiliarios y habitacionales, pero rápidamente se consolidó como referente en diseño urbano, después de concluir proyectos urbanísticos en la región Centroamericana y el Caribe. En los últimos años, el taller también se ha caracterizado por desarrollar proyectos arquitectónicos que se adaptan a su contexto, generando valor al entorno y creando puntos de encuentro para las personas. La firma está conformada por un eficiente equipo de diseñadores, arquitectos y urbanistas comprometidos con la idea de que a través del diseño es posible transformar ciudades y comunidades para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

A pesar de haber recibido algunos premios, incluyendo dos Charter Award a la excelencia en diseño urbano, otorgados por el Congreso para el Nuevo Urbanismo de Estados Unidos (2007 y 2014), hasta hace unos años se empezó a reconocer su trabajo en arquitectura propiamente, iniciando con el proyecto de Ciudad del Este, que además de haber sido reconocido por el Prix Versailles, fue acreedor del premio Obras Cemex Costa Rica 2018 en la categoría de mejor edificación, y después nominado al Premio Internacional de Obras Cemex y al Premio Obra del Año del prestigioso medio de arquitectura ArchDaily.

El Prix Versailles es un programa iniciado en 2015 por la UNESCO, el cual premia las creaciones más sobresalientes tanto desde el punto de vista de la arquitectura interior como exterior. Castillo Arquitectos fue la única firma guatemalteca y centroamericana galardonada con un premio Continental por el mejor diseño exterior de centros comerciales y representó a la región de Centro, Sur América y el Caribe en la premiación mundial celebrada en la sede de la UNESCO en París durante el mes de septiembre del 2019. Este año el jurado fue conformado por personajes internacionales notables, como Sir David Adjaye (arquitecto, Reino Unido), Ferrán Adriá (chef, España), Alondra de La Parra (periodista, México) y Philippe Starck (diseñador, Francia).

 

El Prix Versailles es un premio internacional que en corto tiempo ha ganado mucho prestigio, no solo por ser otorgado por la UNESCO, sino por contar con el aval de la Unión Internacional de Arquitectos. El premio logra un buen balance entre generar reconocimiento a firmas de mucha trayectoria y prestigio, como lo fueron en este año Norman Foster + Associates de Inglaterra, Marcio Kogan de Brasil o Sordo Madaleno de Mexico, así como en reconocer el talento de firmas emergentes como Castillo Arquitectos. El proyecto ganador cuenta con una estética sobria que se adapta al clima y condiciones urbanas del entorno. La idea es que funcione como ancla inicial de un desarrollo de más de 17 hectáreas, y así generar un detonante de desarrollo urbano en el sector. Su ubicación en un área muy poblada al Este de San José, Costa Rica, pero carente de servicios, generó la oportunidad de crear algo que integre nuevamente los usos de la ciudad, genere oportunidades para la recreación y se convierta en un punto de encuentro llamativo, si no el punto de partida para un crecimiento urbano ordenado. Su arquitectura está formada por volúmenes simples y estructuras expuestas que brindan un sentido de orden, ritmo y escala al nuevo entorno. Esta estética permite que las subsecuentes fases del proyecto se integren bajo lineamientos similares, sin necesariamente recurrir a estilos arquitectónicos historicistas, sino más bien a una exploración de patrones y tipologías arquitectónicas apropiadas para el lugar.

El edificio, a pesar de contar con un programa comercial, no le da la espalda al espacio público, como usualmente pasa con la arquitectura de centros comerciales, sino en realidad se integra al exterior invitando al usuario a recorrer sus pasillos techados exteriores y disfrutar de los restaurantes y cafés ubicados en terrazas que sirven de base para el fomento de una vida urbana.

Estas profundas 8 terrazas definen los bordes del edificio, proporcionando espacios de transición entre el interior y exterior, activando a la vez frentes comerciales en todos los costados del edificio. El atrio interior, acentuado por grandes murales gráficos y una gran lámpara colgante creada a base de cajones de mercado reciclados, funciona como un espacio de reunión y exhibición que cambia continuamente. El proyecto es parte de la primera fase de un Plan Maestro de usos mixtos también diseñado por la firma, que propone el desarrollo de una nueva pequeña ciudad, con calles amigables hacia el peatón, parques y plazas. La primera fase está compuesta por un edificio de 18,000 metros cuadrados y un boulevard de 800 metros de longitud que abre oportunidades de futuro desarrollo y conecta el proyecto con los vecindarios adyacentes. El objetivo de la firma es contribuir a que las ciudades sean más humanas más interconectadas, más diversas, más caminables, más seguras, diseñadas bajo una perspectiva de empatía hacia todos sus habitantes.

Castillo y su equipo proponen proyectos que hacen ciudad, que aportan al ornato y al espacio público, es decir, arquitectura que se integra al espacio público, que lo define, lo redefine y lo hace seguro y habitable para todos. Castillo Arquitectos son los diseñadores principales del plan maestro de Vilaflor, el proyecto de usos mixtos que está por iniciarse en Carretera a El Salvador y que se propone crear un nuevo centro urbano para las personas del área. Actualmente Castillo Arquitectos se encuentra desarrollando varios planes maestros en Guatemala, Honduras y El Salvador, así como proyectos arquitectónicos en Guatemala y Costa Rica bajo el mismo enfoque de creación de ciudad, junto a grupos que comparten esta visión de futuro. Son proyectos que tomarán mucho tiempo, grandes esfuerzos y equipos, pero que al final, esperan, marquen una verdadera diferencia.

Por Redacción HABITART

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply