La Globalización del diseño danés

noviembre 6, 2019

Nos sentamos a conversar con Joan Domínguez, representante de la firma de mobiliario escandinavo Normann Copenhagen para América Latina, sobre las novedades y tendencias.

La firma danesa ha destacado en el sector por su misión de crear productos originales, atrevidos y placenteros a la vista con un diseño simple, contemporáneo y atemporal. Es evidente que el reto no era fácil, pero la creatividad y pasión del equipo ha excedido la meta, logrando piezas icónicas.

 

Esta nueva colección de la marca no es la excepción. “Buscamos recuperar los diseños, formas y objetos cotidianos clásicos para renovarlos, incluso retomamos algunas de las técnicas de antaño, como el contrachapado, para darle ese look de los 30’s”, comenta Domínguez.

La distinción de estas piezas está en su carácter moderno y orgánico, en la no ostentación. Y aunque las colecciones se mantienen sobrias, Normann Copenhagen fue una de las primeras casas de interiorismo que se atrevió a innovar con color, pero no cualquier color; “colores funky”, como dice Domínguez.

Así, poco a poco las tendencias en mobiliario fueron acortando la distancia con las tendencias de la moda y los cambios de una temporada a otra. “Hace cuatro años teníamos los rosados, luego llegaron los terciopelos (que, por cierto ya están de salida), después los tonos naranja y ahora los ocres que eventualmente darán paso al verde, un color mucho más natural”, explica el experto en cuanto a colores y agrega que las sillas de dinning y lounge así como en los accesorios de baño y mesa poco a poco integran cada vez más otros tonos.

 

En cuanto al futuro del mobiliario y el interiorismo, Domínguez afirma que la clave está en la personalización. “Estamos en un momento de cambio social donde la tendencia cada vez más es pagar por el uso o por tener algo único. En esa línea, la nueva colección permite que cada persona elija su pieza y seleccionar tipo de tela, color, acabados y patas para lograr configuraciones más interesantes y reducir la posibilidad de tener un objeto repetido”, asegura.

Otra tendencia que tomará fuerza en los próximos meses es la integración de piezas de diseño a entornos como oficinas y restaurantes. Según el experto en interiorismo, las personas y empresas han reconocido el valor del diseño y ahora lo ven como un punto a favor, un valor agregado. Estos cambios, que Domínguez asegura van “a pasos de gigante”, obligan a las firmas a actualizar sus procesos y maquinaria con tecnología de punta.

 

 

“Para que las marcas y los diseños se mantengan vigentes es necesaria la innovación, artesanos expertos, velocidad y atención al detalle”, agrega.

El resultado de mezclar la experiencia en el sector, innovación tecnológica, moda y las formas tradicionales son piezas que han sobrepasado los clásicos. “My chair, ace lounge chair y la nueva colección verdaderamente marcan un hito en la firma, tan es así que ahora estos elementos han ganado la misma o más popularidad que las piezas clásicas”, dice y agrega que los cambios, aunque van muy rápido, han cambiado la dinámica y diseño como un “viento a favor”.

Por Anna Lucía Rodas Ibarra

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply